¿Ya ha llegado el autoconsumo para nuestras viviendas?¿Seremos independientes de la Red?

¿Ya ha llegado el autoconsumo para nuestras viviendas?¿Seremos independientes de la Red?
¿Ya ha llegado el autoconsumo para nuestras viviendas?¿Seremos independientes de la Red?
5 (100%) 17 votes

IMPUESTO AL SOL, AUTOCONSUMO Y BALANCE NETO: VERDADES Y MENTIRAS.

La verdad es que nunca pensé que cuando estudiaba ingeniería técnica y un profesor me regaló un libro publicado por el IDAE (relacionado con el cálculo y diseño de instalaciones fotovoltaicas) yo iba a acabar estando tan mezclado con los proyectos de energías renovables en mi carrera profesional. Eran otros tiempos, recuerdo que pocos días después de terminar la lectura del libro ya tenía una hoja Excel para calcular en cualquier provincia cuál sería la instalación más aconsejable. No tenía nada que ver, eso sí, con el momento actual, tanto en el desarrollo como en lo económico, y ni mucho menos con la cantidad de legislación cambiante que tenemos dependiendo del gobierno o el ministro de turno (y del consejo de administración donde vaya a terminar).

Llevamos ya varios años esperando cuál puede ser la nueva legislación que rija este sector y nos dé una estabilidad.  Hablamos, nos reinventamos, buscamos distintas maneras para poder realizar una instalación fotovoltaica, pero no terminamos de despegar. Es más, lo único que se ha conseguido con la actual legislación es tener más miedo al sol que los vampiros.

Antes de seguir con este artículo definiré las distintos tipos de instalación que pueden aparecer en este documento:

  • Autoconsumo: Desconectado de la red. Producimos, almacenamos y nos suministramos. No sabemos nada de la compañía eléctrica. Es, por tanto, una vivienda aislada.
  • Inyección 0: Solo generamos energía en nuestra instalación interior cuando es demandada, nunca inyectamos a la red.
  • Balance Neto: Es la diferencia entre los Kwh consumidos de la red con los inyectados por nuestra instalación a la red. Siempre se buscará que esta diferencia sea próxima a 0.

Definidos estos puntos, continuamos.

El Autoconsumo lleva ya años existiendo y es LIBRE, hay mucha gente que me pregunta del famoso “impuesto al Sol”.

Es una instalación aislada desconectada de la red; no hay que pagar ningún tipo de peaje. Es como si tuviéramos en nuestra casa un grupo electrógeno y se nos pidiera un peaje cada vez que lo ponemos en marcha. Está claro que sería incompresible. Yo tengo 5 Kwp instalados en mi negocio y con un equipo de baterías soy capaz de dar servicio a mi demanda energética. Totalmente desconectado de la red, es lo que denominamos “Autoconsumo.”

La Inyección 0 es posible realizarla, pues la legislación ampara “trámites sencillos” para viviendas con potencias menores a 10 Kw. Pero existe un gran problema: cuando tenemos mayor producción en la instalación solar, es cuando menos demanda le pedimos, ya que el consumo energético es más notable en las horas nocturnas. Prácticamente no compensa en viviendas, solo en industrias, en negocios donde la demanda energética sea notable en horas diurnas.

También está la opción de inyección a red, con un registro administrativo que no está nada claro, y según la potencia contratada el kwh inyectado puede ser pagado o no,pero como en este artículo quiero centrarme más en nuestras viviendas, no voy a hacer mayor mención sobre esta alternativa.

En cuanto al Balance Neto, es lo que la mayoría de los usuarios solicitan. No queremos regalar el kilovatio generado a la red, queremos que se aplique la diferencia entre el suministrado por la red y el generado por nuestra instalación. A este sistema es al que le voy a dedicar mis líneas.

Bajo mi humilde opinión creo que hemos llegado al final del camino con fórmulas de Balance Neto. Seguramente los famosos peajes seguirán, y aunque a algunos les sorprenda, ya que me dedico a este sector, creo que puede ser comprensible, y explicaré por qué. Imaginemos que en España viven cinco personas, de las cuáles dos son de un alto poder adquisitivo, y el resto son de clase trabajadora, que a lo largo de su vida tienen altibajos en la situación laboral, les cuesta llegar a final de mes, una imagen propia de nuestra España. Las dos primeras personas disponen de dos grandes casas, una habitual y otra vacacional, con grandes espacios.  Los otros tres españoles viven en un bloque de pisos en una ciudad periférica de la capital y debido a la situación económica actual, el final de mes se les hace cuesta arriba. Ahora pensemos que existe una legislación en la cual el balance neto existe sin pagar ningún tipo de peaje. Los dos ciudadanos de mayor poder adquisitivo deciden realizar una instalación fotovoltaica, o de otro tipo de tecnología renovable, ya que disponen del capital para realizar la inversión y tienen grandes superficies para poder realizar la instalación. Los otros tres ciudadanos no pueden realizar la instalación, no disponen del capital y tampoco tienen superficie, ya que viven en un bloque de pisos. ¿Quién piensan que será el mayor beneficiado en esta situación? ¿Los más acomodados o los currantes de todos los días? Creo que ya se puede ir viendo el final.

Ahora, pasan ya unos meses y vemos que cuando la factura eléctrica llega a los dos más poderosos, les ha desaparecido en su factura el termino “energía facturada,” ya que tienen una instalación que es eficiente y el balance neto se aplica al 100%. El impuesto sobre la electricidad disminuye notablemente, no pagan energía. El impuesto del IVA se reduce también. Están muy contentos, hasta se atreven a acomodar la potencia contratada. Pero los más poderosos no lo van a dejar ahí, disponen de grandes negocios, con grandes superficies, y empiezan a implementar el sistema de balance neto. Les es muy rentable.

Pero pasan los meses y el sistema energético hay que mantenerlo, los tres ciudadanos que viven en los pisos y no pueden realizar la instalación siguen trabajando y necesitan la energía eléctrica. Un día de final de mes, cuando regresan a su casa, se dan cuenta que la carretera que utilizan lleva ya mucho tiempo sin mantenimiento. Llegan a su casa, recogen el correo y ven la factura eléctrica donde el precio de Kwh, el impuesto sobre la electricidad ha subido, y se preguntan por qué siempre al mismo.  Pues sencillo, las dos personas con más poder adquisitivo están utilizando el sistema pero no están contribuyendo prácticamente a mantenerlo y ha empezado a engordarse el famoso déficit tarifario, los distintos sistemas de generación no pueden pararse. ¿Y quién lo debe de pagar? Los mismos de siempre.

Quizá lo que vaya a decir no guste a algunos, pero en realidad la legislación actual es más progresista que conservadora, intenta proteger al más desfavorecido y al mantenimiento del sistema.

Mi reflexión al marco actual legislado, es que creo que hemos llegado a un final, el balance neto es inviable en una sociedad como la nuestra, a no ser que se rehaga por completo todo el sistema energético español desde cero y busque cabida a este tipo de modelo. En realidad lo único que se necesita es que el gobierno actual aclare el proceso administrativo para quien quiera realizar una instalación de energías renovables en su vivienda o negocio, bien sea inyección 0, inyección a Red, balance neto con peajes, y que tenga claro cómo se ha de realizar los trámites administrativos. Y si hay peajes, que debe haber, que dejen muy claro cuáles serán los costes. Se debe aclarar ya, porque lo único que se ha hecho hasta ahora es sondear y dar miedo a este sector. El Sol es de todos, no debemos tenerle pánico.

Señores del Gobierno, legislen claramente para que podamos trabajar. No pido nada más.

Por último, decir que como ya he expuesto anteriormente, no creo que lleguemos al famoso balance neto, no lo comprendería, pero sí creo que la tendencia va a ser a la desconexión gradual de la red, con las nuevas tecnologías que están apareciendo (con mayor eficiencia) poco a poco irán apareciendo más hogares desconectados. En ese punto los gobiernos ya no podrán controlarlo y seremos autosuficientes. Pero… ¿Todos? No. Y es que ese es el reto de cambio de las pequeñas poblaciones: que dispongan de viviendas unifamiliares, que tengan superficie y que quieran apostar por este cambio. Quizá no representen ni el 20% de la población española.

Actualmente, como ya señalé, las instalaciones donde tengo el negocio son autosuficientes. La energía eléctrica se produce a través de un campo fotovoltaico que almaceno en baterías (autoconsumo) y ahora mi próximo reto es la desconexión gradual de mi vivienda de la red. En los próximos meses voy a realizar los primeros pasos para un autoconsumo total, que será realidad en un plazo no superior a 3 años.

Os seguiré informando.

Antonio Galiano Osma

www.ecogalenergía.es

www.elalmacensolar.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *